Cáncer cervicouterino mata cada año a más de 4 mil mujeres

alejandra-mujeres-cancer-cervicouterino

 

El cáncer cervicouterino es causante de cerca de cuatro mil muertes al año en el país; sin embargo, puede ser curable si se detecta en etapas tempranas.

Por ello, la Secretaría de Salud (Sedesa) de la Ciudad de México encabeza la Semana de Sensibilización contra este padecimiento para invitar a las mujeres a detectar a tiempo la enfermedad.

La Sedesa en coordinación con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer lanzaron una campaña de sensibilización con el hashtag #MásCercaDeLoQueParece.

En la Ciudad de México, la incidencia del cáncer cervicouterino en el último año fue de 7.31 por cada 100 mil mujeres; 316 mujeres fallecieron por esta causa. De acuerdo con cifras de la Dirección General de Epidemiología, en este mismo periodo se registraron seis mil 441 infecciones por el Virus del Papiloma Humano (VPH) en la capital del país.

Ante este contexto, la Sedesa inició el Programa de Detección Oportuna de Cáncer Uterino, con objetivos y estrategias para fortalecer la detección oportuna, diagnóstico temprano y tratamiento oportuno y adecuado con la participación de los sectores público, social y privado, para reducir la incidencia y la mortalidad por este padecimiento.

De enero de 2014 al 30 de julio de 2015 se han realizado alrededor de 170 mil 478 pruebas de detección del cáncer de cuello uterino, 15 mil 42 mujeres fueron referidas a las clínicas de la Red de Colposcopia de la Sedesa y los Servicios de Salud Pública de la CDMX para su valoración, debido a que resultaron en el cérvix con lesiones precursoras del padecimiento y de esta manera se previno que evolucionara, detectando oportunamente 97 casos.

Cabe destacar que la dependencia cuenta con 220 Centros de Salud, en donde se efectúan actividades de detección oportuna de la enfermedad, como la toma de Citología Cervical, que se hace desde el inicio de la vida sexual hasta los 34 años de edad y la captura de híbrido para la detección del VPH, que es una prueba de biología molecular que se aplica a las mujeres de 35 a 64 años. Además tiene 16 Clínicas de Colposcopia, una se ubica en la Clínica Especializada Condesa, que atiende a mujeres infectadas con el VIH.

Las mujeres más propensas a tener este tipo de cáncer son aquellas que iniciaron sus relaciones sexuales antes de los 18 años; quienes han tenido más de tres compañeros sexuales; más de tres partos; fuman; tienen problemas de desnutrición y quienes padecen infección por el VPH en el cuello de la matriz.

Aunque solo una de cada mil mujeres con infección por este virus desarrolla cáncer, es importante conocer y evitar los factores mencionados que favorecen la progresión de la infección por VPH a cáncer de uterino.

Por ello, con el fin de orientar a la población y promover la prevención y detección oportuna de ese padecimiento que representa el segundo tipo de cáncer más frecuente en mujeres, la Sedesa lleva a cabo jornadas de promoción en Centros de Salud de las 16 demarcaciones, donde además de invitar a las mujeres a realizarse el examen de Papanicolaou, se promoverán estilos de vida saludables, control de peso, sexualidad responsable con el uso del condón y la disuasión del consumo de tabaco.

Por este motivo, también los principales monumentos y edificios de Gobierno de la CDMX se encontrarán iluminados de color verde hasta el 14 de agosto con el fin de llamar la atención de la población y concienciar sobre este padecimiento que puede ser prevenible y curable si se detecta a tiempo.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*